Saltar al contenido

Blood Bowl

Blood Bowl

Blood Bowl es un juego de mesa por turnos que enfrenta a dos jugadores en un combate de inteligencia táctica. El juego está basado en el popular deporte estadounidense del fútbol americano, proponiendo una versión fantástica, pero sobre todo sangrienta de este deporte, siguiendo así la ambientación de Warhammer Fantasy.

Mucha gente compara Blood Bowl con el popular ajedrez. Blood Bowl es un juego que puede parecer simple de primeras, y en realidad es un juego que cualquiera puede jugar y que es bastante accesible para jugadores novatos. Sin embargo, a grandes niveles es un juego que requiere de una gran gestión de los jugadores para tener un correcto posicionamiento en el tablero que te lleve a la victoria. Pero en Blood Bowl además la partida no empieza con la patada inicial, la gestión de tu equipo es igual de importante y decisiva. Tus jugadores cogerán experiencia tras cada partido y debes gastar esos puntos sabiamente para mejorar sus habilidades de forma conveniente.

En Blood Bowl los equipos se componen por miembros de la misma raza. En el juego tienes muchas razas disponibles con sus características y apariencias que las hacen distintas al resto, esto provoca que Blood Bowl tenga diferentes formas de jugar aun siendo el mismo juego, e incluso diferentes dificultades para los que quieren jugar de forma casual y los que buscan un reto. Pero como se ha dicho anteriormente, la configuración de los equipos tiene como limitación que tu equipo solo puede tener jugadores de esa misma raza (salvo excepciones especiales que hay en estas), por lo que hacer equipos híbridos y aprovechar los puntos fuertes de cada una no sería posible.

 

Aquí os dejamos una serie de artículos donde se explican todas las razas que hay en detalle:

Entrando ya en lo que es el juego en sí, Blood Bowl es un juego por turnos que consta de dos partes con 8 turnos cada una (un total de 16), aunque este es solo el estándar y se puede modificar como se quiera. Antes del inicio del partido, cada jugador debe colocar sus fichas en su lado del tablero, siendo el máximo 11 jugadores.

Una vez colocados los jugadores, se da lugar a la patada inicial y comienza la sucesión de turnos entre los jugadores con el jugador de cruzar la línea de Touchdown y anotar más puntos que el rival. Durante cada turno el jugador podrá realizar las siguientes acciones, aunque solo las dos primeras se pueden repetir en el mismo turno.

  • El jugador se desplaza por las casillas del tablero.
  • Un jugador placa a otro que se encuentre en una casilla adyacente
  • Penetración. El jugador hace un movimiento y además placa a otro jugador adversario
  • El jugador se mueve y al acabar lanza el balón
  • Entrega en mano. El jugador se mueve y pasa el balón a otro jugador que este en una casilla adyacente.
  • El jugador se mueve y al acabar ataca a un jugador que esté tumbado o aturdido.

 

El terreno de juego.

 

 

Toda la batalla de Blood Bowl ocurre en un tablero de juego que está divido por casillas cuadriculadas, en concreto 26 de alto y 15 de ancho con una línea que divide en medio del tablero. Es en este tablero donde los jugadores deben colocar sus miniaturas y realizar los movimientos para llevar el balón más allá de la línea de Touchdown. Además, en el tablero hay dos bandas laterales en la cual solo se pueden colocar dos jugadores en cada una al principio.

Los dados.

Blood Bowl hace uso de diferentes dados para hacer las distintas tiradas que ocurren durante el partido (también es necesaria una moneda para decidir quien hace el primer saque).  Primero tenemos los dados de placaje, que son dados de seis caras con glifos en ellos.  La calavera significa que el placador cae al suelo. La calavera con destellos que ambos caen al suelo salvo que se usen habilidades específicas.  La flecha significa que el placado es empujado una casilla. El destello con admiración placa y derriba al rival salvo que tenga la habilidad esquivar. El destello significa que el jugado es derribado y se deben tirar dados para decidir el resultado.

Luego aparte se usan los dados de seis caras para resolver aciertos, los de ocho para la dirección en la que rebota el balón en caso necesario, y de 16 para eventos aleatorios que puedan ocurrir durante el juego.

El pase.

Una de las acciones más importantes en Blood Bowl es el pase hasta el punto de necesitar de una plantilla especial que delimite las probabilidades de que el pase sea bueno o no. En esta regla se dividen cuatro opciones: pase rápido, pase corto, pase largo y bomba larga. Según el tipo de pase que sea, la distancia, los rivales entre medias y la habilidad del pasador y rivales se decidirá si el pase llega a su destino o no. En principio puede parecer muy complicado pero una vez te pongas lo entenderás. Además, aquí abajo dejamos una app que cuenta con una regla de pase virtual, para no tener que usar la plantilla física y estar moviendo y quitando figuras del tablero.