Saltar al contenido

La Camarilla en Vampiro: La Mascarada

La Camarilla

Históricamente La Camarilla ha sido la secta predominante en el planeta. Actualmente se encuentra en perdiendo territorio a causa de los continuos ataques que sufre por parte del Sabbat, sus mayores adversarios.

La principal diferencia que separa a la Camarilla con el Sabbat es que la primera quiere perpetuar la mascarada como principal dogma. ¿Qué es la mascarada? Es como se le llama a la fachada que muestran los vampiros para ocultarnos a los humanos su existencia.

Las normas de la Camarilla

La Camarilla se rige principalmente por seis tradiciones, que hacen las funciones de normas internas de la secta y que en principio no deberías quebrantar nunca si formas parte de ella.

  • Primera Tradición: La Mascarada No revelarás tu verdadera naturaleza a los que no sean de la sangre. De hacerlo así renunciarías a tus derechos de sangre.
  • Segunda Tradición: El Dominio Tu dominio es tu propia responsabilidad. Todos los demás te deben respeto cuando se encuentren en él. Nadie puede desafiar tu palabra en tu dominio.
  • Tercera Tradición: La Progenie Solo abrazarás con el permiso de tu antiguo. Si creas a otro sin permiso, tanto tú como tu Progenie seréis ejecutados.
  • Cuarta Tradición: La Responsabilidad Aquellos a los que creas son tus propios chiquillos. Hasta que los liberes, estarán a tus órdenes en todo y sus pecados serán tu carga.
  • Quinta Tradición: La Hospitalidad Honra el dominio ajeno. Cuando llegues a una ciudad extraña deberás presentarte ante quien la gobierne. Sin su aceptación no eres nada.
  • Sexta Tradición: La Eliminación Tienes prohibido destruir a otro de tu especie. El derecho de inmolación corresponde sólo a tu antiguo. Sólo los más antiguos pueden declarar la Caza De Sangre.

Las tradiciones más bajas son las más importantes, siendo la primera tradición la que tiene más peso y la sexta la que menos. Aunque como habrás visto todas ellas son importantes para la secta.

¿Qué clanes pertenecen a la Camarilla?

A lo largo de la historia de la secta se han producido algunos abandonos, aunque para la época en la que se suelen jugar las partidas la secta esta compuesta por:

Hasta hace relativamente poco, la camarilla contaba entre sus filas con los Gangrel, aunque abandonaron la secta en masa debido al desprecio que los miembros de la secta mostraron ante el sacrificio Gangrel en las novelas del clan Venture y el Gangrel.

¿Qué terrenos controla la Camarilla?

Desde su fundación la Camarilla a controlado la mayor parte del globo terráqueo, aunque en los últimos años han empezado a perder territorios, ya que los vampiros más jóvenes están abandonando las filas de la secta.

Este abandono masivo se debe principalmente a que los vampiros más viejos y que por definición controlan la secta, solo se preocupan de legislar para perpetuarse en el poder. Estas decisiones han desembocado en un descontento en los otros vampiros que ven como la secta cada vez es más débil y corrupta.

Actualmente han perdido algunas ciudades importantes de EEUU como Nueva York, aunque Europa sigue siendo su mejor baluarte.

La jerarquia en la Camarilla

Podríamos compara la distribución del poder de la Camarilla de la misma forma en la que funcionaba la distribución de poder en la Grecia, ya que cada ciudad tiene potestad para gobernarse cómo lo harían en su momento las ciudades estado helenas.

En todas las ciudades encontramos la presencia de el Príncipe, que es la máxima autoridad junto con su Primogenitura. Dependiendo de la ciudad podemos encontrar un Príncipe que acumula mucho poder, dejando a su Primogenitura con ninguna importancia, o por lo contrario podemos encontrar que estos tengan todo el poder y el Príncipe sea poco más que un títere.

Por debajo de estos dos grupos podemos encontrar

El alguacil, o Sheriff, que hace las funciones de guardián de las tradiciones y se encarga de ejecutar a los vástagos que infringen las tradiciones.

Las Arpías, que aunque no es un cargo oficial dentro de las ciudades ni de la secta suele ser otorgado a los vampiros que lo merezcan. Los vástagos que reciben este cargo se dedican a difundir y traficar con rumores y suelen tener un peso importante en las decisiones que toma el Principe y la Primogenitura.

El Látigo, simbolizan y representan y representan a un Primogénito ante su clan. Sus van desde gestionar la política interna de un clan dentro de la ciudad hasta mantenerlos informados de las novedades sobre las actuaciones del Principe.

El Senescal, es el legitimo heredero al trono. El proceso de selección de este cargo es complicado, ya que tanto el Principe como la Primogenitura deben estar conformes con el vampiro seleccionado para ostentar este titulo.

Guardián del Elíseo, hace las funciones de gestor del Elíseo, organiza las reuniones y decide que convocatorias son válidas para hacerse en el.

El azote, es el guardián de las fronteras de la ciudad, se encarga que las personas que no son bienvenidas no logren entrar. También procura que los vampiros recién llegados recuerden que deben presentarse ante el Principe de la ciudad para mostrar sus respetos.

El estado actual de La camarilla

Aunque las apariencias indican lo contrario, la realidad es que la camarilla esta pasando por graves problemas actualmente. Los vampiros que gobiernan dedican más esfuerzos en perpetuar su existencia que en mantener a la secta unida. Como consecuencia de las políticas que adoptan estos dirigentes muchos vampiros jóvenes de todos los clanes están abandonando La Camarilla para incorporarse a las filas del Sabbat. Actualmente el territorio donde La Camarilla es más fuerte es el viejo continente, donde las tradiciones están más arraigadas y el Sabbat no a logrado captar a suficientes miembros.