Saltar al contenido

Las Razas de Blood Bowl. Caos.

La raza Caos, como su propio nombre indica, se basa en realizar el caos en el terreno de juego (o de batalla para ellos). Cargar, placar, aplastar, matar, exterminar… Creo que con esto queda claro con que estilo de juego estamos tratando. Los equipos de raza Caos son equipos bastante directos, coger el balón y correr reventando lo que se ponga por delante sin miramientos. Y si pueden aguantar la bola mientras pisan el resto de cabezas en pie, mejor

Fortalezas.

Los equipos de esta raza basan su fuerza en la penetración con balón y su gran capacidad para placar oponentes sin parar que tienen los Hombres Bestia y los Guerreros del Caos. Es por esto que su punto fuerte reside en la fortaleza física y un estilo directo hacia anotar un Touchdown.

Debilidades.

Por otro lado, al tener unas claras ventajas no es posible buscar alternativas en el juego si surge algún problema. Los equipos de Caos no tienen distintos jugadores para cambiar la estrategia ni ninguno que esté más especializado en algo que no sea arrasar. No sirven para dar pases ni para recibir el balón o correr a la contra con él. Solo pueden buscar el contacto directo y ganar por sangre.

La raza Caos cuenta también con la opción del Minotauro, una bestia especial (y cara) sedienta de sangre que puede arrasar con lo que se ponga por delante, incluso con tu propio equipo. Usarlo es una gran ventaja para tu equipo, pero te la juegas a que no te haga caso y te destroce el partido.

Los equipos de Caos pueden ser una buena opción para empezar. No son equipos equilibrados pero lo que hacen lo hacen bastante bien, y además, a quién no le gusta salir al campo y arrasar con lo que vea.