Saltar al contenido

Las Razas de Blood Bowl. Los Skavens.

Los Skavens, o quizás deberíamos llamarlos hombres ratas, son una de las razas más extendidas de Warhammer, y conocidas por su subterránea maldad. Acaparan gran parte del mundo y en Blood Bowl no iban a dejar de desarrollar su vileza. Los equipos Skavens no son fuertes, tampoco duros, pero la agilidad de estos hombres rata los convierte en temibles ya que una vez empiezan a correr, no hay quien los coja.

Fortalezas

Los equipos de la raza Skaven basan su juego en su principal virtud, son la raza más rápida del juego y, si la estrategia y suerte los acompaña, pueden anotar en el primero de los turnos, una gran ventaja sin duda.

Por su parte, los Skaven cuentan la rata ogro, una rata enorme capaz de pelear con otras razas sin miramientos. La rata ogro es un perfecto as bajo la manga si algo sale mal, pero hay que tener en cuenta que su sed de sangre no se saciará hasta el final, su final o el del rival.

Debilidades.

Por su contra, los Skaven son animales muy débiles y que por tanto tampoco pueden hacer uso de buenas armaduras que los protejan. Son difíciles de pillar, pero si un orco o incluso un humano los caza, se pueden dar por perdido. Y para recuperar el balón tendrán los mismos problemas, ya que debido a su baja fuerza les costará derribar al contrario y dependerán más de errores del rival o tiradas.

 

Los equipos de raza Skaven tiene una forma de jugar bastante clara, aprovechar de la suerte y en un turno anotar el Touchdown que les de ventaja. Recuperar el balón por otro lado será difícil por lo que jugar con Skavens requiere gran conocimiento del juego, y un poco de suerte al lado.